Nudo en la garganta

No disturbes mi paz, que tus pasos
no generen ondas
en el silencio que existe entre pensamiento y pensamiento.

Déjame aclarar mis ideas,
o al menos permíteme limpiar
los secretos
que habitan entre mis ojeras.

Y aun quiero llorar pero mejor
carraspeo la garganta
y espanto las verdades que el tiempo
dejó.
Y no, me rehuso a gritar,
incluso a susurrar aunque los muertos me lo pidan,
aunque la experiencia de perder
cosquilleé mi lengua
y reseque mis labios.

Ya te dije, no quiero hablar
déjame en el rincón, que me gusta observar
las sombras que esconden tus ojos y
las fantasías
que rondan las orillas de tu sonrisa.

Está bien, está bien.
Dire lo que pienso una vez mas
pero deja me acomodo en el sillón de mi sala, mientras apaga la luz.
Está bien, está bien.
Voy a llorar, voy a llorar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: